LA LESION DE MENISCO

Modelo de plastico, menisco NO ROTO

La lesion meniscal es la causa más frecuente de cirugía en la rodilla. Esta cirugía se hace mediante artroscopia y es también la intervención artroscopica que más frecuentemente se realiza. 

Los meniscos se pueden romper de dos maneras: 

Ante un traumatismo en la rodilla el menisco puede sufrir un desgarro. Ésto suele ocurrir en personas jóvenes con meniscos sanos y resistentes, en accidentes deportivos en los que el traumatismo es importante.

Desgarro periférico de menisco

En estos casos el tratamiento consiste en la reparación o sutura de menisco. Por favor, visite la pagina de videos para ver la reparacion de menisco.  Para ver video de reparacion de menisco haga click aquí. 

Por otra parte, el paso del tiempo y el uso hace que el menisco vaya sufriendo un desgaste progresivo en el que aparecen numerosas fisuraciones y reblandecimiento del tejido meniscal. Este tejido meniscal tiene una resistencia disminuida y puede llegar a desgarrarse con traumatismos muy ligeros e incluso en un gesto no traumático como levantarse desde la posición de cuclillas. 

Rotura en asa de cubo de menisco

A esta situación patológica le llamamos meniscopatia degenerativa. En estos casos el tratamiento consiste en recortar las partes más dañadas del menisco. A ésto le llamamos meniscectomía. Para ver videos de meniscectomía haga click aquí. 

Naturalmente pueden ocurrir situaciones intermedias, es decir, en pacientes con meniscos un poco desgastados traumatismos medianos puede ocasionar desgarros grandes. El tratamiento en estos casos debe adaptarse a cada paciente en particular. 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *